lunes, 19 de mayo de 2008

Zapatero e Ibarretxe, de nuevo la humillación.

Siempre es de agradecer, todas las intenciones por solucionar los problemas. El esfuerzo y la tenacidad, son cualidades típicas de los pueblos Vascos pero, tristemente mañana seremos testigos una, otra y mil veces más, de la realidad del conflicto vasco. Mañana seremos espectadores de lo que significa en su esencia la palabra conflicto Vasco. Mañana no habrá bombas de Eta en la reunión entre Zapatero e Ibarretxe. Comenzará con dos manos que se estrechan, unas van llenas de ideas para el diálogo y las otras estarán llenas de negativas para el diálogo.
Al finalizar la entrevista entre Zapatero e Ibarretxe, las respuestas a tales negociaciones, volverán a ser las mismas, “de aventuras nada “ “juntos vivimos juntos decidimos “ “la unidad de los demócratas “etc. Etc......... pero del reconocimiento de Euskal Herria como nación y su derecho a decidir, nada de nada, de nada. Al tiempo.
Volveremos a ver a otro más, de los representantes del pueblo vasco, rozando la humillación, frente al talante intransigente y lleno de españolidad. Zapatero, triunfará mañana de nuevo y veremos, en la monotemática pantalla de sus medios de comunicación, una nueva victoria del estado de derecho, contra las aspiraciones separatistas de los vascos, para regocijo de los Nacionalistas españoles, de derechas y de izquierdas.
Mañana el honor de los vascos, de nuevo volverá a rodar por los suelos de Castilla, y el embajador regresará a su provincia vascongada, sin los objetivos cumplidos. (No estamos hablamos de los económicos).

Otra vez la cabeza, agachada frente al Señor de Castilla. ¿Y después señor Ibarretxe? ¿Qué es lo que piensa hacer? Le daremos tiempo para que nos lo cuente, a ver como nos convence

No hay comentarios: