viernes, 14 de noviembre de 2008

Como Jugar la partida, antes de lanzar el Hordago

Para conseguir que los Nabarros apostemos fuerte por nuestra soberanía, necesitamos tener las ideas muy claras de lo que supone este Hordago.

Nuestra visión de la realidad actual, parte de una base totalmente dirigida, aceptada y encasillada, en los marcos actuales que desde España y Francia nos imponen.

Aceptamos con toda naturalidad sus elecciones, sus instituciones, incluso nos decantamos por que presidente preferimos o que jugador es mejor que juegue en el once titular.

Entramos en discusiones políticas sobre el estado que nos oprime y hasta se nos escapa un “es que aquí en España……”

Aceptamos con toda naturalidad la diferencia impuesta entre Vascos y Navarros e incluso muchos que se dicen Abertzales, asienten y no discuten con rotundidad, dicha división. A nivel institucional la separación territorial es evidente y sospechosamente pactada.

Nos colocamos inconscientemente en el lugar de los ocupados, de los perdedores, en el segundo cajón, conscientes y sumisos a esperas de que el ocupante, tenga un gesto sincero y de vehemencia hacia nuestras peticiones. La respuesta siempre por parte del ocupante ha sido la violencia.

A los que nos llaman soñadores porque reclamamos nuestra soberanía como nación, nos contestan con una simplicidad tal y como: “¿que queréis volver a la edad Media para tener un Rey? y claro no se percatan que vivimos bajo una Monarquía, monarquía Navarra no que locura, pero Española si. Aceptan al estado ocupante, defienden la “ razón del ocupante “

Mientras, miles de vascos siguen esperando a que en una mesa, que no sabemos de cuantas patas, se reanude un proceso de paz que resuelva nuestro ancestral conflicto y que el invasor no devuelva la soberanía. Así llevamos esperando 500 años.

Los Vascos estamos esperando que nos reconozcan, ¿acaso todavía la historia no nos ha presentado? Que nos reconozcan el derecho de autodeterminación, el reconocimiento de Euskal Herria, de la territorialidad, que nos reconozcan nuestros derechos históricos, que acepten nuestra lengua ¿Pero QUIENES nos tienen que reconocer?

Que nos concedan ¿el Que nos tienen que conceder? Que respeten ¿Quien nos tienen que respetar?

Hay que comenzar a cambiar los conceptos hasta el momento vigente radicalmente.

Un hombre libre para un Estado libre.

Los que tenemos que reconocer a Euskal Herria somos primero, los propios Vascos, buscando en nuestra historia, agarrándonos a nuestra independencia perdida con la conquista del Reino de Navarra. En nuestra historia encontraremos, la división actual de nuestro país y el porque de su territorialidad. En los ríos y montes están las fronteras naturales de nuestro Estado.

La independencia es un valor que nadie nos va a conceder jamás. Tendremos que ser nosotros mismos los que la conquistemos.

Solo con la unión de todos los vascos ( como ocurrió en Orreaga ), con independencia de su afiliación política, su raza, credo, religión, lugar de nacimiento o lugar de residencia, podremos conseguir la supervivencia.

Para poder negociar con fuerza ante el Estado Español y Frances, antes nosotros nos tenemos que constituir en Estado. No podemos negociar más de Provincia ocupada a Estado, siempre estaremos en inferioridad manifiesta. Hay que aparcar los complejos de inferioridad y dar fuerza al igualitarismo y tratar de tu a tu, a los estados que nos oprimen.

Es el momento de aparcar los proyectos políticos y económicos que cada uno defendemos y empezar a trabajar por la unidad de todos los vascos en pos de un único e inalterable proyecto común, la recuperación de nuestro antiguo estado y convertirlo en un estado moderno para las generaciones del siglo XXI.

Tenemos que ser estado, en el fuero interno de cada uno de nosotros. Tenemos que ser libres para poder conseguir la libertad. Libres para conseguir la igualdad. Libres para conseguir un estado libre.

Ni fueros, ni estatutos, ni amejoramientos, ni cupos, ni transferencias, ni competencias, ni lehendakari, ni lucha armada, ni Euskadi ni España ni Francia.

Euskal Herria por la recuperación de su Estado Propio Soberano, La República de Nabarra.

POR LA UNIDAD DE TODOS LO PUEBLOS VASCONES, HORDAGO

No hay comentarios: