lunes, 25 de mayo de 2009

Diario hablado de Radio Nacional de España



Real mente, la fuente de inspiración más fructífera que utilizó a la hora de lanzar, mis bombas en forma de artículos contra los estados que nos ocupan, los encuentro cada día en las noticias de sus televisiones.

La programación diaria es un fluir despiadado de flashes de segundos controlados, que se meten en las mentes para construir opiniones, que ni hasta los propios opinantes, se las creen.

La demagogia de conceptos que utiliza el sistema, para hacernos ser valedores de sus valores, es una táctica utilizada desde la antigüedad.

No nos remitiremos a la edad media, para demostrar como se consigue, el ejemplo más claro de adoctrinamiento, manipulación y sumisión de un pueblo, lo tenemos en nuestras propias casas. No hay nada más que ver y recordar, la vida de nuestros padres, voces acalladas por el miedo, opiniones, sufrimiento y recuerdos escondidos.

El Franquismo fue un régimen despiadado y experto en estas lindes. Sus nodos, su TV española, sus seriales de radio, aquellos “partes o diarios hablados de radio nacional de España”, fueron los pioneros y maestros del periodismo español actual. Con aquellas frases que embellecía y ensalzaban un sistema dictatorial, intentaba hacernos creer “ lo bien que se vivía sin libertad”.

Actualmente la situación se repite y ahora en vez de “ democracia orgánica “ se llama Monarquía , parlamentaria y democrática, y continuamente de nuevo en los telediarios, nos ensalzan y embellecen las virtudes de nuestro estado de derecho, de la ciudadanía, de nuestro valores democráticos, y miles y miles de adjetivos para hacernos creer, “ lo bien que se vive en libertad”.

Lo más triste llega, cuando en conversaciones a pie de calle, compruebas que los mensajes envenenados del sistema, llegan a los pensamientos de las mismas clases que lo sufren y que los mismos presos y esclavos atrapados por el sistema (hipotecas, prestamos, nominas, facturas, sociedad de consumo, paro ) son a su vez los defensores del mismo.

Traduciéndolo al conflicto que nos afecta, las voces y razones que esgrimen los favorables al nacionalismo español, son repetidas al pie de la letra casi en su totalidad, por todos los españoles al unísono y sin fisuras.

Las justificaciones a las ilegalizaciones, la tortura, la persecución, el exilio, la dominación de los vascos, son lanzadas gracias a los medios de “comunicación” en forma de ondas que homogenizan los pensamientos. Los defensores de la pluralidad de ideas, favoreciendo y subvencionando bajo manga al pensamiento único, representado en la unidad de la patria, con Franco y en la unidad de todos los españoles, en la democracia.

Si nos hartamos de oír mentiras durante el Franquismo, hoy en día, con la fuerza brutal que suponen los medios de comunicación españoles, la mentiras vuelven a ser, una de las armas utilizadas para la sumisión.

Van a tener razón muchos ancianos que repiten que “ con Franco se vivía mejor “ y yo matizaría que “ con Franco se pensaba mejor “

(aunque estuviera prohibido), puesto que para los que pensaban, era mucho más fácil darse cuenta, quien era el enemigo, estaba claro. Hoy en dia en cambio, es tal el disfraz que ha adoptado la dictadura franquista, que el pueblo bajo busca siempre sus enemigos, entre su propia gente, dejando al sistema que les oprime “ que se vaya de rositas “.

No hay comentarios: