martes, 28 de julio de 2009

Las trampas de España.

La historia de nuestro pueblo, está repleta de actos en los cuales la violencia y el engaño de los españoles y franceses se ha manifestado, basta con echar un vistazo a las continuas alusiones que “Nuestros historiadores” reflejan en sus interesantes escritos.

Es evidente que tras leer el libro de “la Navarra Marítima “de Tomás Urzainqui y Juan Mª de Olaizola se producen en el pensamiento de un vascón, un cambio totalmente radical en los pensamientos que creíamos como acertados ( paradigma Aranista ).
Los acontecimientos siempre se producen en un momento puntual pero siempre vienen precedidos, de causas que los provocan.

La Navarra Marítima confirma que en fechas de 1199-1200 se produce el comienzo de la ocupación militar de gran parte de Navarra ( Araba, Bizkaia, Guipúzcoa y Rioja ). Este fue el comienzo de lo que hoy conocemos como diferentes a los vascos, riojanos y navarros. No solo fue la violencia de las armas el acelerador de dicha conquista sino la posterior utilización de los Fueros por parte del ocupante.
Con sabia hipocresía, juraban dar para luego quitar. Utilizaron los fueros existentes en aquella época para ir minando y usurpando el poder que representaban.
Tuvieron la capacidad de ir amoldando las leyes reales que el pueblo navarro disfrutaba, a beneficio de su imperio. En un juego de destreza y malabarismo, el beneficio de la economía de la Navarra marítima conquistada, comenzaba a tomar los caminos de Castilla. Respetar las leyes navarras para imponer las castellanas, defender la lengua Navarra para luego exterminarla.

En la historia podemos encontrar las claves del presente. Actualmente en la comunidad autónoma de Rioja, Euskadi y en la Foral de Navarra, se vuelven a reproducir estrictamente, las pautas y las técnicas de conquista utilizadas desde antaño por los castellanos-españoles.
No concedieron los estatutos, como gesto de reconocimiento de nuestros derechos históricos y escondiendo tras este aparente pacto, la trampa del centralismo español.
Han estado 35 años lampando por arrebatar a los nacionalistas vascos, el poder descafeinado que representa la autonomía y al final utilizando todas sus leyes han amañado el partido y por supuesto con la ayuda del árbitro (con camiseta del Madrid por debajo) nos han ganado de nuevo otra batalla.
“Tras una aparente palabra de cordialidad, se puede ocultar la más tenebrosas formas de malicia”
Y esto es lo que se viene repitiendo a los largo de toda nuestra historia, una y otra vez.
Los interesados de nuestro pueblo, pactando con el enemigo a cambio de poderes que no podrán nunca ejercer. Vociferando una autonomía que como palabra en si, ya manifiesta dependencia. Llamando gobierno, derechos históricos, fueros etc. a instituciones y conceptos dominados por un poder que no es el nuestro.

Insistimos en que ya es hora de llamar a cada cosa por su nombre verdadero y dejarnos ya de titubeos a la hora de reconocer, que somos un estado ocupado porque nuestro estado está todavía vivo, por que estamos vivos los que reivindicamos la reinstauración del estado invadido de Navarra, el estado de los pueblos vascos.
Es el momento de reconocer, que no tenemos ningún gobierno propio y que los poderes que emanan de los parlamentos de Vitoria, Logroño y Pamplona son meras sucursales del poder centralista y amenazante de Madrid.
Estos mensajes no están dirigidos a los españoles ni a los franceses, nos dirigirnos a los independentistas y no confundamos, los independentistas no tienen que ser por fuerza los que conocemos como izquierda abertzale o nacionalismo vasco, el sentimiento de independentismo se lleva en el momento que sientes a Navarra como tu identidad propia.

Un vecino de la Ribera contestando a la pregunta, de que opinaba sobre la vuelta del Rey de Navarra, y declaró “mejor un rey que sea de aquí que no de fuera ¿no?”
Esta frase ilustra perfectamente este sentimiento de sentirse navarro.

La historia manipulada que hábilmente han tejido los españoles y los conceptos hermanos como son Navarra y Vascos, ha servido para colocarnos frente a frente Vizcaínos contra Navarros, Navarros contra vascos, unos contra otros, hermanos contra hermanos. La trampa tejida durante siglos seguirá en funcionamiento, hasta que nos demos cuenta de una vez por todas, que el enemigo no permitirá la unión entre vascos y navarros por que ello nos retrotraería al pasado y a la historia que nos reconoce como Estado, palabra repudiada y censurada por los siglos de los siglos.
Este es el significado que aterra al poder español y el talón de Aquiles que nos puede servir para conseguir nuestra independencia, el utilizar los conceptos, acciones y significados que conlleva la palabra Estado.
ESTADO DE NAVARRA

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tenéis puesto "Hinmo de Navarra" en la aplicación para escuchar el hiMNo de esta bella tierra.