miércoles, 16 de septiembre de 2009

Crónicas desde Gastoria Visteiz (Nabarra)


El día a día y las noticias que van apareciendo en los medios de comunicación españoles, me van reafirmando en la teoría de que, la mejor manera de conocer la historia de un pueblo es analizando su presente.
Para poder echar la vista hacia atrás, el presente que siempre viene como consecuencia del pasado, se puede convertir en la explicación del mismo pasado.

Para entender como los gobiernos españoles durante los siglos realizaron su colonización del Reino de Navarra y fueron aniquilando e invalidando los Fueros, basta con mirar al presente y ver de que maneras el gobierno español, ha conseguido arrebatar las migajas de poder que representa el Estatuto a los nacionalistas vascos.
Las mismas tretas, las mismas leyes inventadas para tal efecto, las mismas mentiras y las marrullerías típicas de lo español.

Para entender como consiguieron los españoles, hacer desaparecer el Euskera de amplios territorios del Reino de Nabarra, basta con leer las noticias de hoy y comprobar como detrás de una supuesta ayuda a la educación tecnológica en las aulas ( pizarras, pantallas, PCS etc. ), se esconde un software que solo va en castellano. El pueblo demanda la educación en modelo D y los políticos reactivan un modelo lingüístico ineficaz y en decadencia como es el A.
Para la integración de los emigrantes ayudas para que aprendan el idioma, castellano por supuesto, para que los naturales de aquí aprendamos nuestra lengua, justificante de ingreso en cuenta bancaria.
Tras el supuesto a poyo a la euskaldunización, se esconden toda una estrategia bien diseñada de castellanización.

El mal llamado conflicto vasco es diariamente alimentado por los que siguen ostentando el mando de la situación social, política y cultural que no es otro que el gobierno francés y español. Sus leyes, sus maniobras, sus declaraciones, sus informaciones, todo va encaminado al aniquilamiento cultural y político de este pueblo. Conseguir la uniformidad con el resto de los españoles. Objetivo este que se viene manteniendo durante siglos y que hasta el momento no se ha conseguido.

Muy al contrario, lo acontecido en la localidad de Arénys de Munt puede ser la milimétrica grieta, que comience el derrumbe de la presa, que aguanta al pantano inaugurado por su Excelencia.
La cascada de Referéndums que se piensan desarrollar en Catalonia, puede ser sin que nos demos cuenta, la posibilidad de que el camino hacia nuestras independencias se consolide. El pueblo catalán está comenzando a hablar y esperemos que la fuerza de ese pueblo sea capaz de arrollar a su clase política, que como mucho nos tememos, no va a ser capaz de estar a la altura y dejará pasar con clara complicidad, una oportunidad histórica que habrá conquistado el pueblo y a la vez perdido por culpa de sus políticos.
¿Hay una clase política en Catalonia, preparada y capaz de crear un gobierno catalán que tome el poder?
¿Tenemos en Nabarra una clase política capaz de realizar lo mismo?
Desgraciadamente esto no ocurre aún, los caminos entre el pueblo y la política hace siglos que caminan por diferentes campos. El pueblo demanda y los políticos a mirar hacia sus carteras.

Y no puedo terminar este artículo sin comentar las últimas perlas del ministro Rubalcaba, en las que afirma que ni con condenas, será legalizada Batasuna.
Evidentemente estas declaraciones a muchos no nos han sorprendido, pero si nos indigna, que sigan manipulando y engañando a su propio país, a sus propios votantes.
Como se puede utilizar la palabra estado de derecho, cuando es el estado el que vulnera los derechos. Como se puede llamar democracia a un régimen político que prohíbe consultas populares democráticas, que ilegaliza partidos políticos de izquierdas y en cambio permite que se manifiesten los falangistas, partido que representan a las ideas más retrogradas, fanáticas y peligrosas del siglo XX.

La salida que el gobierno español le ha dejado a Batasuna es un callejón sin salida, bien tejido y diseñado. La respuesta de todos sus militantes está por ver, la clandestinidad ahora si que se empieza a sentir y todos los caminos hacia la negociación se han diluido. Las ofertas realizadas al gobierno español, han caído todas en saco roto y la consecución de la paz se eterniza en el tiempo.

La nueva estrategia esta por construirse, esperemos que la experiencia sirva para algo y No se vuelva a caer en el término negociación, visto lo visto, nosotros para conseguir la independencia, no tenemos que negociar con nadie y menos con los gobiernos que nos ocupan. La única negociación ha de producirse entre nosotros, para diseñar la estrategia que nos permita acceder a la independencia, con los avales de la historia y la existencia en el presente, de un pueblo que necesita tener su propio estado para sobrevivir.

No hay comentarios: