domingo, 1 de noviembre de 2009

Por la descolonización de Navarra

Manifestación en La Laguna de los Independentistas canarios



El pueblo Canario con la manifestación realizada en la Laguna y tan solo mirando el texto de la pancarta, nos han ofrecido a los vascos una magistral lección de inteligencia, saber estar y realidad.
La gran diferencia es, que los canarios sienten y padecen la condición de pueblo colonizado y lo manifiestan abiertamente y es por eso, que piden claramente la independencia y la descolonización de sus tierras por parte de los invasores.



Aquí mientras tanto en Euskadi-Navarra-Iparralde, los vascos seguimos malgastando nuestras energías, tan solo por que nos reconozcan como pueblo, como sujeto político, que reconozcan nuestro derecho de autodeterminación y somos tan pardillos, que pedimos la negociación con el estado que nos tiene colonizado.

Es tan absurdo como la asistenta social ( Josu Jhon ) que aconseja a una mujer maltratada, que “encandile” a su maltratador, para que le reconozca sus derechos y que le respete como mujer.


Nunca hemos visto por las calles de Euskal Herría ninguna pancarta que pida la descolonización de nuestro territorio, la devolución de nuestras tierras a su único dueño natural, el pueblo navarro.


Los canarios conocen su historia y saben perfectamente que en 1402 fueron invadidos por los “ Godos “. Aquí hablas de las invasiones del Reino de Navarra por parte de Castilla y te tachan de iluminado, pero no solo los españoles, sino tus propios vecinos que se autodenominan independentistas.


Todo el mundo reconoce el conflicto irlandés y nadie se ríe porque la razón sea, la conquista de Irlanda por parte de los ingleses, allá por el año 1171.

Si hablamos del Reino de Navarra, es que somos unos frikies.

Y que decir de la mofa que surge, cuando comentamos la petición al departamento de descolonización de la ONU por parte del difunto Rey de Navarra, para que España y Francia devuelvan a su legítimo dueño (el Reino de Navarra) todos los territorios conquistados. Las risas se contagian.


El Rey de Navarra ( Casa Real de Navarra ) exige que le devuelvan su reino, no negocia sus tierras, ni su país, no mendiga autonomías ni pactos, ni conserjerías, ni competencias, ni conciertos, ni amejoramientos. Pide lo que por medio de las armas le fue arrebatado, que le devuelvan su estado. Simplemente en los conceptos, va muy por delante de los políticos y agentes que tenemos en la actualidad.


Nos guste o no, (teniendo en cuenta que el que suscribe es Republicano navarro, lo contrario a Republicano español), la única institución que al día de hoy lleva intrínseca la soberanía o la independencia de los vascos está, en la casa Real de Navarra y actualmente representada por la figura de la Reina heredera de Navarra.



La realidad es que al día de hoy y después de una borrachera de 35 años de solo engaños y amagos de independentismo, todavía estamos por ver entre nuestros políticos y partidos vasco-navarros algún gesto tan claro, alguna propuesta tan concluyente y tan rotunda, como la petición de descolonización que reivindican tanto los canarios como la casa Real de Navarra.


El concepto de ser Navarro y ser un estado invadido y colonizado, no ha entrado todavía en la conciencia de nuestro pueblo. Los continuos símbolos españoles que representa la ocupación, se desarrollan y pasan delante de nuestras narices como los anuncios, sin que les prestemos atención

Entre las denominadas fuerzas nacionalistas, se repite una y otra vez la palabra “Crear un Estado Vasco" y efectivamente cada vez que esta palabra sale por los labios de un independentista, se cae en el juego del colonialista.


Olvidar es el arma del ocupante y en eso los canarios nos ganan, ellos no han olvidado pero parece que los vascos si. Hemos renunciado a nuestra historia y durante los últimos siglos hemos perdido la razón.


Somos un estado ocupado y colonizado por los estados franceses y español y dichas conquistas comenzaron en el año 1076 y culminaron en el 1620.

Estamos ocupados por dos países extranjeros y colonizados por la fuerza de sus estados y sus ejércitos.


Colocamos el eje de nuestros razonamientos Soberanistas en puntos referenciales tan equivocados como las Carlistadas, Sabino Arana, la guerra civil española, o la transición por supuesto española y nos olvidados de lo más importante, la época en que los vascos tuvimos nuestro estado propio, reino, pero estado.

Los países colonizadores se agarran (ellos son más listos) a la historia, para demostrarnos que nuestra tierra es española. Utilizan la manipulación de datos y referencias fundamentales, para confundirnos y como resultado se impone su versión histórica, que es asimilada con gran beneplácito por los mismos ocupados.

En el estado ocupado de Navarra, los navarros defendemos a diario los paradigmas del ocupante: López de Haro, el Señorío de Vizcaya, Ignacio de Loyola, la Voluntaria entrega, los Fueros, la ley Paccionaria, la Cruzada Nacional, el Amejoramiento del Fuero, el Estatuto de Autonomía. )


Si para solucionar un problema hay que buscar la raíz, nosotros lo tenemos claro, la raíz del problema comienza con las invasiones y posterior colonización de nuestro país, Navarra, por dos estados extranjeros.


El parlamento vasco o navarro no son soberanos, son meros instrumentos que dirige el estado ocupante para tenernos entretenidos y ocupados. Nos diluyen en su vociferada y manejada pluralidad y nos enredan con sus proclamas de victimismo manipulado.


Mientras tanto los vascos queriendo ignorar, que vivimos bajo la dictadura democrática de dos estados, uno Monárquico y otro Republicano.

Muestras inequívocas y preocupantes de que debemos dar un paso hacia atrás y reconocernos primero como navarros, ciudadanos del estado de Navarra y luego dar el siguiente paso, ya con nuestra nación, hacia la liberación..

No hay comentarios: