martes, 8 de diciembre de 2009

Patxi Lopez suspende las matemáticas

KAOS en la red

Los medios de comunicación españoles y vasco-españoles, están estos días de puenting, especialmente radiantes de felicidad.

El sabor y los costes tan enriquecedores de sus celebraciones institucionales, se han visto refortalecidas con la visita “por primera vez “de un Lehendakari Vasco. (Palabra totalmente devaluada y desnaturalizada de su significado real).


Un representante de “Su“ pueblo vasco, ha llevado a la normalidad, las relaciones entre las instituciones vascas y las españolas, acudiendo a la celebración del día de la Constitución.

Todo perfecto, normal, democrático, de sentido común.

Los que no celebramos este día por el contrario, radicales, antidemocráticos, fuera del orden, peligrosos.


Estos son los datos de las elecciones democráticas al parlamento Vasco de 2009, que dan la legitimidad a Patxi López, a representar al pueblo vasco.


Resultados de las elecciones al Parlamento Vasco 2009

Censo 1.776.059 votantes 1.148.697

  • Abstención 627.362
  • Blanco 11.562
  • Total 638.924

  • Nulos / IAbertza 100.939

  • PNV 396.939

  • EA 37.820

  • Aralar 62.214

  • IU 36.134

  • Total 634.046

  • PSOE 315.893

  • PP 144.944

  • UPD 22.002

  • Total 482.839

Los resultados electorales, suelen pasar rápidamente al olvido después de la noche electoral, pero hay que seguir recordándolos incesantemente para que no se nos olviden. Las matemáticas no engañan, la política si.


Cualquier colegial que examine estos datos, después de las enseñanzas matemáticas que recibe, jamás podría entender que la voluntad de 482.839 personas se imponga a la mayoría representada en 1.272.970.


Los favorables al sistema electoral, me discutirán estas cifras diciendo, que son los porcentajes de los votos válidos los que se tienen en cuenta, que es la ley electoral que decidimos los vascos. Me podrán esgrimir las leyes que quieran, pero el colegial y la razón, seguirán sin entenderlo.


La trampa diseñada en la transición española, apoyada por el PNV llamada Estatuto de Autonomía, demuestra con estas cifras, la realidad antidemocrática de un fascismo que se maquillo con los polvos de la democracia, para seguir imponiendo el idealismo católico de la raza y la unidad de la nación española.

Jugar en partidas amañadas solo se hace por ingenuidad o por interes.


El valor multiplicado por cinco, del voto de un alavés respecto a un vizcaíno o guipuzcoano, fue una maniobra tejida por los vasco-españoles para que nunca se pudieran dar mayorías independentistas y gracias a esta ley y las ilegalizaciones, hoy gobierna el PPSOE.


Todas las declaraciones, actos, símbolos, frases, pensamientos, que avalen a Parxi López como el representante ante el Reino de España de la voluntad de los vascos, es simplemente un insulto a la matemática, una traición y una mentira hacia el pueblo que dice representar, puesto que su supuesta legitimidad se basa, en la trampa de las leyes electorales vasco-españolas, diseñadas para que el pueblo vasco no pueda avanzar hacia un proceso soberanista...


Llamar democracia al gobierno de una minoría frente a la mayoría es simplemente una dictadura democrática acercándose en la práctica al Fascismo.

Las elecciones al parlamento Vasco han cumplido los mismos objetivos que tenían las elecciones que organizaba el Dictador Franco en su democracia orgánica, ellos señalaban los candidatos, los porcentajes y votaras lo que votaras, el resultado siempre era el mismo, más Franquismo, en el caso que nos ocupa, más españolismo. La democracia como todo lo que se hace en la piel de toro, es a la española.


No dejemos que sea la historia la que juzgue a estos españoles que se autodenominan vascos y emprendamos el camino de la inteligencia para echar a estos vende patrias de nuestra tierra, ingratos traidores, que venidos de otras tierras, venden a sus vecinos y compañeros de trabajo, para conseguir su bien personal y mitigar sus debilidades y defectos, con el poder fácil que les da la política española.


Los matemática no se puede interpretar ni manipular, el Lehendakari Patxi López es un delegado del poder español sin apoyo electoral ni popular y como dice la Constitución del Reino de España, el representante del estado en la Comunidad Autónoma de Euskadi provincia de ESPAÑA. El ejecutor de las leyes españolas que controlan lo que fue, el estado independiente del Reino de Navarra.


No a la participación en elecciones diseñadas, dirigidas, contabilizadas y defendidas por los estados ocupantes.

Elecciones justas y libres en una Navarra libre

No hay comentarios: