miércoles, 16 de diciembre de 2009

Necesitamos nuestro estado de Nabarra


En un foro soberanista que podrás encontrar en la red, Subo Baskonia, se ha creado una lista titulada, “las mil y una razones de por que necesitamos recuperar nuestro estado”. Esta lista ( que es como una pequeña Constitución, redactada por ciudadanos de a pie, nada de clase política) va creciendo día a día, con aportaciones de ciudadanos navarros libres, que piensan en la posibilidad, de conseguir un estado libre donde todo sea mejor.

Para los que viven en las expresiones “yo paso de la política “o “yo a lo mío”
y tantas coletillas de abstracción ingenua, deben de saber, que hay mucha otra gente que sufre día a día, las consecuencias de la colonización de una cultura extranjera y de su injusto sistema de reparto de la riqueza.

Poner como excusa la sociedad del bienestar para defender que vivimos en libertad, es simplemente la demostración de que precisamente, la libertad es lo que te han quitado.

Para muchos otros, la realidad de la sociedad en la que vivimos, se clarificó con el primer porrazo o el primer pelotazo, otros vivimos con el recuerdo de la sangre en nuestro portal, y los amigos que conocieron el olor de una bala en el pecho.
Estos tragos amargos de la vida, nos han llevado siempre a querer cambiar las cosas, y tuvimos desde el primer momento muy claro, desde que dirección venían las penurias que padecía y padece el pueblo.

El espejo de ejemplo de dignidad y justicia que nos ofrece la democracia española a los nabarros, no hace sino refortalecer cada día más el “vamonos de aquí cuanto antes “. La forma de gestionar, el abuso de poder, la corrupción en todos los estamentos de la vida publica española, la catadura moral de los medios de comunicación, verdaderos jueces que lapidan a diario a inocentes, con la excusa de la vil audiencia. Reyes nombrados por dictadores, franquistas y socialistas anquilosados en los poderes que gestionan el dinero público. Fundiéndose los fondos económicos venidos de Europa, en la especulación y el trapicheo, dejando como resultado un país sin tejido industrial, lleno de ladrillos, con las costas destrozadas , camareros, sirvientas y albañiles en paro.

Este es un retrato real del país que nos dirige a los vascos. ¿Como es posible que con la inteligencia que hay en este país, nos dejemos engañar y dominar?

Muchos pensamos que se acabo, que ya son demasiados siglos aguantando.
El Estado de Navarra, fue en el pasado uno de los Reinos más prósperos cultos y modernos de su época y muchos pensamos que este símbolo, Nabarra, puede ser el futuro que acabe con tanta humillación además de ser el único concepto manejado en la actualidad, que emana soberanía y que puede realmente unir a todos los sectores de la sociedad nabarra.
Muchos creemos en un movimiento integrador de todas las ideas políticas en un solo objetivo, la total transversalidad para poder reconstruir nuestro estado.
Las divisiones políticas entre vascos, riojanos, franceses o navarros, encontrarían en el objetivo de la recuperación de Nabarra, el punto de común encuentro que tiene nuestra historia y nuestra cultura, representada en el estado que SI tuvimos los baskones.

Conseguir un estado basado en el Derecho Pirenaico, en el igualitarismo, en la justicia social. Un nuevo concepto de nación, que aproveche la cultura política vasca que se ha venido ejerciendo en Baskonia durante miles de años, hasta las invasiones castellanas y francesas, y adaptarla al siglo XXI.
Donde se mezclen las virtudes del comunismo con el capitalismo y se desechen los defectos de ambos sistemas.
Un sistema político que haga de la decencia obligación y de la palabra compromiso, como siempre se ha hecho aquí.
Una sociedad antimilitarista y solidaria, donde todos seamos defensores de nuestra independencia con la fuerza de la palabra y la acción.
Recuperar un estado viejo para crear un estado joven, que defienda nuestra cultura y nuestro futuro como seres libres

No hay comentarios: