viernes, 8 de enero de 2010

Apoyo a la demanda contra España y Francia.

Me preguntaba un compatriota navarro, al que personalmente admiro, y al que considero una de las almas de este movimiento soberanista que está creciendo, que si se podría ser Republicano defendiendo la causa de la Casa Real de Navarra.

Yo hasta hace aproximadamente dos años, he sido defensor de todas las causas habidas y por haber, que significarían rebeldía contra el sistema o contra lo que representara perdida de libertades.
Así con esta generosidad de aceptación de estrategias, me he pasado toda la transición española y los años restantes sin discutir y aceptando todos los pasos dados como acertados. En principio por respeto obligado a las personas que se han mojado en dichas acciones, Todo movimiento en pos de un ideal, ya de por si es acertado, porque significa movimiento.

Cuando estamos hablando del apoyo a la demanda interpuesta ante la Naciones Unidas, no estamos hablando de apoyo a la Monarquía, estamos hablando de leyes y jurisprudencia, es” El Símbolo” que representa, que en pleno siglo XXI la Monarquía Navarra, totalmente debilitada y desconocida por su pueblo, haya tenido el valor de enfrentarse a dos gigantes como España y Francia exigiéndoles que abandonen Navarra y entreguen al pueblo Navarro la soberanía del Parlamento, este es para mí el valor que tiene la demanda. Es como las estrategias que he visto en estos años,
-todas ellas fracasadas ahora toca decirlo-, valientes y que se merecen por lo menos la oportunidad de ser escuchada.

El pacto entre la Comisión de Soberanistas Navarros y la Casa Real de Navarra es tácito y muy aclaratorio en este sentido,
-Vosotros la comisión no habláis de República y nosotros la Casa Real no hablamos de Monarquía, es la recuperación del Estado de Navarra, el único objetivo-.


Si yo que quiero tener el estado de Navarra, empiezo hablando de la Republica Democracia de Navarra, ya estoy dejando fuera a los Anarquistas, a lo Monárquicos y a los Carlistas.
Si persigo una Euskadi Socialista, ya estoy dejando fuera a los liberales, a los anarquistas, a los monárquicos.
Si estoy hablando de un Reino de Navarra, estoy dejando fuera a los, comunistas, socialistas, anarquistas etc., etc.

Como se puede observar, a la hora de hablar de ESTATALIDAD NAVARRA, no se puede ni se debe, marcar nuestro objetivo, con siglas ya establecidas en los sistemas políticos que tanto han dividido a nuestro pueblo.
Jamás llegará la conquista del estado Vasco, si anteponemos nuestro proyectos políticos a la consecución del Estado, porque siempre alguien se quedará fuera.

La soberanía de Navarra reside en su pueblo y será el pueblo el que decida una vez que seamos libres y soberanos, que sistema político aceptamos. Yo votaré República Socialista, pero este deseo ahora no sirve para nada, hasta que consigamos primero tener un estado, que coloque la urnas que nos proporcionen la democracia.

Por eso mi apoyo a la demanda, de la casa Real, reitero, hubiera preferido que hubiese sido la República de Navarra quien interpusiera la demanda, pero hoy por hoy, esta institución, no existe.

NI Monarquía, ni República, ni Comunismo, ni Socialismo, ni Anarquismo, ni Liberalismo, ni Fascismo

Primero Pueblo- luego Estado- y despues Sistema Político

No hay comentarios: