viernes, 25 de junio de 2010

LA UNIDAD NACIONAL


Alots Gezuraga, Errigoiti Nabarra (2010.6.21)

Muchos en nuestro país piden una unidad “abertzale” para presentarse a unas elecciones en los Estados imperialistas que nos ahogan. Debemos de unirnos, sí, pero no para presentarnos a unas elecciones amañadas donde los vascos no tenemos poder real sino puramente administrativo y condicionado a lo que los españoles nos quieren dar y mientras ellos lo crean conveniente para sus intereses, ¿qué sentido tiene buscar la aprobación del Borbón, del rey español nombrado por Franco y del parlamento que deriva de él, o del Presidente de la República francesa? Es absurdo.

¿Cuándo nos daremos cuenta de que España-Francia no son democratizables y, en todo caso, el esfuerzo no compensa? ¿Es que si lográramos que fueran democráticas querríamos seguir en ellas? Lo que está claro es que españoles y franceses están muy a gusto tal y como están.

“Un régimen democrático sólo puede constituirse sobre los derechos fundamentales. No hay democracia donde no hay derechos, y no hay derechos donde falta el derecho de autodeterminación de los pueblos, primero de los derechos humanos y condición previa de los demás. El derecho de Nlibertad, libre disposición o autodeterminación de todos los pueblos es el derecho de independencia incondicional e inmediata frente al imperialismo (…) La historia nos enseña que nuestra lucha continua por la libertad ha sido la lucha por la recuperación de la estatalidad que el nacionalismo español y el francés han pretendido aniquilar”

Joseba Ariznabarreta

¿Cómo no nos damos cuenta de que nuestro Estado, aquél que nos dimos en libertad, está invadido y que participar en las estructuras-elecciones que nos ofrece el enemigo no nos conduce más que a nuestra desaparición como pueblo, además de ser una traición a todos nuestros antepasados que lucharon por que hoy existamos?

Si somos capaces de unirnos entorno a la recuperación de nuestra estatalidad, debemos de proclamar nuestro Estado acto seguido y saliendo en masa a la calle, crear nuestro gobierno provisional, fruto de las diferentes fuerzas de las diferentes opciones de concepción del Estado que haya en nuestro pueblo en ese momento.

Basta ya de caer en un engaño tan fácil, el Estado vasco será lo que quieran los vascos en su conjunto, de izquierdas-centro-derechas, laico-católico-protestante-agnóstico-ateo-pagano, monárquico-republicano-presidencialista o lo que sea, pero debemos de elegirlo en libertad, tras expulsar al enemigo de nuestra madre tierra.

Cómo unir todas las fuerzas libertarias para recuperar nuestro Estado es la única discusión política que nos conviene tener como pueblo, el único condicionamiento aceptable es que sea un proceso democrático.


“PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE; POR LA LIBERTAD DE LA PATRIA,

NABARROS, NO PERMITAIS NUNCA QUE LA LLAMA DE LA LIBERTAD SE EXTINGA EN

EL INTERIOR DE UNA SOLA CASA, DE UN SOLO PECHO NABARRO.”

Hondarribia 2002, Orreaga Iritzi Taldea

No hay comentarios: