viernes, 23 de julio de 2010

Por la independencia de Nabarra

El Tribunal de La Haya avala la independencia de Kosovo: No hay norma en el derecho internacional que la impida
El Gobierno español "mantiene su posición" de no reconocer a Kosovo y ha abogado por "la solución dialogada del conflicto" porque "es el único camino posible". ALUCINANTE!
LA HAYA-. La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) dictaminó ayer que la declaración de independencia de Kosovo no supuso violación alguna del derecho internacional.

El máximo órgano judicial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) concluye, en su sentencia, que "no hay norma en el derecho internacional" que no permita las declaraciones de independencia, por lo que Kosovo actuó conforme a ley en su proclamación de autodeterminación.

"La asamblea de Kosovo tenía poder para tomar decisiones que afectarán a su orden legal", señaló Hisashi Owada, presidente del alto tribunal internacional, que fue el encargado de leer el dictamen en el Palacio de la Paz de La Haya.

En una lectura que duró tres horas, el presidente de la Corte, compuesta por 15 jueces elegidos cada nueve años por la Asamblea de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad, Owada sentenció que "la Corte ha concluido (...) que la adopción de la declaración de independencia del 17 de febrero de 2008 no violó ni el derecho internacional, ni la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad, ni el cuadro constitucional". El dictamen se refiere en concreto a la resolución que aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU en 1999, que puso fin a la llamada "guerra de Kosovo" y legitimó la intervención internacional en el enclave. Belgrado se aferró a la literalidad de esa resolución, que pedía una solución al contencioso "dentro de los límites serbios", como a un clavo ardiendo para rechazar la declaración de independencia e insistir en la tesis histórico-mítica de que Kosovo "es la cuna de Serbia".

El largo dictamen, oficialmente no vinculante aunque con una profunda carga política, insiste en que no hay diques en el derecho internacional contra las aspiraciones de los pueblos a su autodeterminación. No entra, sin embargo, en la cuestión de si esa misma legalidad internacional debe avalar en positivo ese derecho de autodeterminación. "La Corte no está concernida por la cuestión que se le ha planteado sobre la polémica de si el derecho internacional conferiría a Kosovo un derecho positivo para declarar unilateralmente su independencia", señaló el juez, que insistió en que la labor del tribunal era únicamente determinar si la citada declaración había violado el derecho internacional. "La Corte no está encargada de decir si Kosovo ha accedido a la cualidad de Estado", indicó.

No hay comentarios: