lunes, 16 de mayo de 2011

Asedio de la Villa Navarra de Vitoria 1199-2011


Manifiesto

Las injusticias no prescriben nunca.

Al final de la primavera del año 1999, tropas castellanas iniciaron un asedio a la villa de Vitoria que acabó nueve meses después, ya iniciado el año 1200, con su rendición y ocupación, en lo que fue el preludio de la anexión de toda la parte occidental del Reino de Navarra, desde el mar Cantábrico al río Ebro, por parte de los castellanos.

        Hoy, nosotros, vitorianos y vitorianas, alaveses y alavesas, navarros y navarras del siglo XXI, queremos recordar a aquellos heroicos defensores de Vitoria, encabezados por Martin Ttipia, quienes no capitularon más que cuando, debilitados por el hambre, recibieron permiso para ello de su rey Sancho VII el Fuerte.
       
        Queremos reivindicar que Navarra es el País de los vascos, nuestro País, aunque siglos de colonización hayan querido borrar esta realidad, y que la anexión de nuestras tierras a Castilla no se produjo con el consentimiento de los alaveses y alavesas, sino mediante la violencia y la traición.

        Este acto público quiere ser, no sólo un homenaje a aquellos antecesores nuestros, que defendieron su libertad y la de su pueblo ante la agresión externa, sino además un pronunciamiento a favor de la recuperación de la soberanía y la territorialidad de Navarra, el estado de los vascos, tal como nos sigue pidiendo hoy en día la naturaleza de las cosas.

Aunque se haya cometido hace más de ocho siglos, aquella injusticia no ha prescrito. Los navarros y las navarras de hoy seguimos en pie luchando por la libertad.

       

No hay comentarios: