miércoles, 11 de mayo de 2011

Elecciones españolas en Nabarra

Arratsaldeon eta ongi etorri gure irratsaiora, Hordago Nabarra entzuten ari zarete.
Bienvenidas queridas amigas, un miércoles  más a nuestra hora nacional de Nabarra.
La campaña electoral para las elecciones municipales, forales y autonómicas convocadas por el Rey español en Navarra, ha comenzado. El mercadeo de palabras, promesas e hipocresías empieza a recorrer nuestra  conquistada geografía. Después de 35 años de votaciones, se sigue demostrando, que los políticos están convencidos de que el pueblo es tonto, diseñan las campañas electorales basando sus eslogans en palabras e imágenes que consiguen atraer al público, sabiendo que sus promesas serán imposibles de realizar. 

Vendernos que desde un ayuntamiento  o una diputación  se puede solucionar la crisis, demuestra como todo vale, para conseguir un sillón.  ¿Acaso van a nacionalizar en los ayuntamientos, las empresas de luz y gas? ¿Algún alcalde va a obligar a los bancos a no mover los  tipos de interés?  ¿Hay alguna diputación, que pueda meter a la cárcel a los  banqueros? Algunos partidos nos dicen, que ya podemos competir en igualdad de condiciones en estas elecciones, y mucha gente se lo cree. 

Los únicos partidos que realmente tienen poder, son los partidos españoles que tienen tras de sí el gobierno de España como trofeo y por lo tanto el poder que da un estado. Los demás el resto y dentro de este sistema jurídico vertical el cual nos gobierna, no pueden acceder nada más que a un mísero poder local y supeditado siempre, por lo que se decida desde  los gobiernos de Vitoria o Pamplona es decir, desde  la corte de Madrid.

Ahora para muchos, España es más democrática después de la legalización de Bildu pero nosotros seguimos manteniendo que No. En el  escenario que actualmente estamos viviendo de Supuesta Normalización democrática, con la legalización de Bildu, nosotros vemos una derrota más del pueblo vasco, puesto que la legalización ha traído la participación, cuando el resultado, dado que hablamos de independencia, debiera haber sido la impugnación de las  elecciones y por lo tanto el rechazo del pueblo  vasco hacia la impuesta democracia española. Si Bildu sería ilegal y este país tendría una estrategia de emancipación, todos los demás partidos nacionalistas y Abertzales,  una vez escuchada la ilegalización del Tribunal Supremo Español, deberían haber retirado sus candidaturas y haber rechazado la celebración de las elecciones. Eso hubiera supuesto la desobediencia civil vasca contra el estado español y su falsa democracia.  
Este rechazo hubiera traído, la posibilidad de ser nosotros y nuestros partidos representativos los encargados de comenzar a preparar nuestras propias elecciones y elegir a nuestra manera los alcaldes y diputados forales. España no nos hubiera gobernado y nosotros comenzaríamos a realizar el ejercicio del poder, única vía que tenemos para lograr la soberanía.

Pero esto no ha ocurrido y ha sido todo lo contrario, los partidos Abertzales y nacionalistas ha vuelto a concurrir a las elecciones junto con los partidos españoles y de nuevo, la división en falsas ideologías, volverá a dividir a nuestro pueblo en opciones y siglas que no buscan cambiar nada, aunque a todos se les llene la boca con la palabra cambio.

No hay comentarios: