martes, 10 de enero de 2012

1512-2012

Un año simbólico para todos los navarros que mantienen la memoria de nuestros antepasados y un año que simbolizará y la historia así será testigo, el comienzo de la recuperación de Nabarra como estado soberano.

Este año de recuerdo y recuperación de la memoria histórica, simboliza el 500 aniversario de la perdida del segundo trozo de la tarta que los castellanos nos comieron. Recordaremos la perdida de la soberanía de la Navarra central y también los alaveses como cada año, recordaremos el 812 aniversario de la conquista y asedio de Vitoria.

En este año de recuerdo, numerosos actos está siendo organizados y convocados por toda la geografía de nuestro estado. Los diversos grupos que luchan día a día por la recuperación de la razón política que significa recuperar nuestro estado, están prestos y trabajando, para hacer llegar a todos los rincones de nuestra geografía, esa verdad que intencionadamente te han negado.
Si la inquietud por conocer la historia política y social de tu pueblo te toca la fibra, asomate a las webs soberanistas nabarras y descubrirás tu esencia y tu diferente manera de ver y entender la vida, que nada tiene que ver, con el modelo cultural que desde siglos nos vienen imponiendo desde el Reino de España y la República de Francia.
Triste realidad, ni podemos tener nuestro Rey, ni nuestro Presidente de la República.

Pero esto afortunadamente está cambiando y son cada vez más los vascos que asomándose a nuestra verdadera historia, están encontrando sus verdaderas razones, para darle la vuelta a tortilla española y francesa.

Como bien dice nuestro amigo Iñigo, tenemos que ser cazuela y dejar de ser el cocidito que se cocina desde Madrid y Paris.


 Nuestro hordago está argumentado y su viabilidad, económicamente demostrada. La historia esta de nuestra parte y las facturas de años de invasión y expoliación, sobre la mesa.
Ahora depende de los Nabarros que ejerciten su elección, tener su propio estado libre o seguir perteneciendo al estado del vecino.

La desobediencia no nos permite acatar , ni sus leyes, ni celebrar sus festividades, ni reconocer su autoridad. Los estatalistas nabarros solo acatamos y respondemos ante nuestras propias leyes, basadas en el derecho Pirenaico Horizontal, cuyo tronco es el igualitarismo y la auzocracia como democracia directa.

Hordago a Mayor,

No hay comentarios: