miércoles, 7 de marzo de 2012

Auzocracia para la Nabarra plena




Afortunadamente, las informaciones que a diario van saliendo a la palestra  sobre nuestro estado de Nabarra, son cada vez más abundantes, y lo muestran los cientos de artículos que sobre este tema se están publicano, en este año tan especial del 2012.

Este pueblo esta en marcha, la recuperación histórica comienza a ser una realidad y nos obliga a todos a tener que adaptarnos y regocijarnos por saber, que la historia sobre nuestro pueblo que ahora estamos descubriendo, es la de verdad.

Se está demostrando, mal que a muchos les pese, con pruebas irrefutables, que los vascos tuvimos un estado llamado Nabarra, que vascos no solo somos los que vivimos dentro de las siete provincias, sino que los riojanos, los burgaleses de la Bureba, los sorianos de la Riojilla, los cantabros de la trasmiera, los aragoneses de Huesca, también son hermanos nuestros, puesto que compartimos la misma historia de miles de años en estas tierras y en su día, antes de las conquistas, la misma lengua el Euskera, que fue despareciendo, según avanzaban las conquistas castellanas.

Este pueblo es más grande de lo que nos han contado, y es por eso que desde este Hordago llamado Nabarra, negamos todas las fronteras impuestas y todas las divisiones territoriales que conocemos en la actualidad y todas las instituciones que así gobiernan nuestro estado ocupado y dividido.

Nabarra es un país mucho más grande de lo que nos han contado, un concepto político más contundente que por su validez histórica e internacional, nos garantiza el derecho a recuperarlo unilateralmente. Sin pedir permiso a nadie.

El pueblo es él único sujeto político que puede reactivarlo. La monarquía Nabarra o los republicanos nabarros, podrán poner encima de la mesa los instrumentos para llevar a cabo la declaración de independencia, pero ha de ser el pueblo, el que decida en unas elecciones propias, que personas elegidas, compondrán el gobierno que nos llevará hacia el DIA de la independencia.

El pueblo ha de ser el que visualice y materialice la idea de la soberanía, pero sin olvidarnos, que pueblo nabarro somos todos, obreros, emigrantes, autónomos, empresarios, policías, basureros, políticos , gays, republicanos, monárquicos, de derechas, de izquierdas, anarquistas, mahometanos, judíos,  andaluces, gallegos, castellanos, todos, todos los que trabajamos y vivimos en los territorios de Nabarra.

El éxito de nuestro estado, el beneficio, la justicia, la modernidad, la igualdad, que seamos capaces de construir, irá en beneficio de todos y también, conseguiremos crear un futuro digno para nuestros descendientes.

Acabemos ya con las discusiones y las identidades que nos dividen y aunemos esfuerzos como colectividad, para recuperar nuestro estado y en ese momento, será cuando podremos cambiar todas las cosas que vemos injustas, puesto que tendremos que ser nosotros, entre todos, los que redactaremos nuestra propia constitución, comenzando desde nuestra propia casa, el centro primario de decisión, de la Auzocracia Nabarra.