lunes, 16 de abril de 2012

El hundimiento del Titanic.




Afortunadamente para la causa de las naciones oprimidas de la península ibérica, corren buenos tiempos, yo me atrevería a decir excelentes.
Las noticias un día si y otro también, nos están mostrando a las claras, cuales son las debilidades y las miserias de uno de nuestros países ocupantes, hablamos del Reino de España.

La economía  como argumento que todo ser viviente puede no entender pero si sufrir, está mostrando por fin, el talón de Aquiles y la razón verdadera del porque pertenecemos a España.

En estos tiempos de crisis  económica de su Estado, es cuando más necesitan nuestro dinero para no tener ellos que producirlo , puesto  que se está demostrando, la incapacidad del tejido económico español de generar riqueza para pagar las deudas  y esto  se está plasmando, en la desconfianza de todos los agentes internacionales, que dudan de la economía española.

Los pueblos que padecemos la ocupación bien sabemos que España   ha subsistido durante siglos, en base al expolio que ha realizado robando los recursos que otros  naciones poseían.
Argentina en estos momentos pese a ser independiente pero no soberana, sigue sufriendo estos expolios al igual que los sufrimos Cataluña, Canarias  y   Nabarra.

Este expolio que sufre Nabarra, hasta ahora ha pasado desapercibido para muchos castellanos, andaluces, extremeños, vascos o gallegos que viven en Nabarra, pero en estos momento pese a la manipulación de los medios de comunicación del régimen español, ya no se puede ocultar.

Miles de millones, van a ir de nuestros bolsillos nabarros en forma de recortes, dinero que nosotros dejamos de ganar, manejar y gestionar, para financiar las cantidades ingentes de miles de millones de euros, que muchos españoles de bien, han robado de las arcas públicas. Nosotros lo nabarros, vamos a pagar los edificios multimillonarios que nos sirven para nada, que se han construido en Valencia, Castellón o Santiago.
Con el dinero de menos que vamos a ganar los navarros, con los recortes y el alza de la luz o el gas, vamos a pagar, un Rey que mata elefantes, un congreso y un senado que están diseñados para robarnos, unas comunidades autónomas artificiales españolas, gobernadas, gestionadas y saqueadas, por los mismos que dicen que nos sacaran de la crisis y para más recochineo, pagaremos de nuestros bolsillos, las pelotas de gomas que están preparadas, para atajar las protestas que los recortes van a producir.

Este lenguaje lo podemos entender todos los que vivimos en Nabarra, independientemente de nuestra clase social, religión o cultura, perfectamente y ahora ya no sirven las excusas culturales, históricas, políticas  o terroristas, que nos llevan dividiendo  a todos los que vivimos en Nabarra durante los últimos 35 años.

Económicamente es un lastre que todos vamos a pagar con nuestro esfuerzo y esa pertenencia a España disfrazada de comunidad autónoma o foral colaborará, para que nuestro dinero se vaya a España y para pagar a esa banda de gandules disfrazados de políticos. Es blanco y en botella.

Por eso ha llegado el momento, en que todos los que vivimos en los territorios que fueron Nabarra antes de las conquistas, pensemos en esta vía económica, como razón predominante  para acelerar lo antes posible, el camino del entendimiento y el razonamiento de las ventajas sociales y económicas, que nos supondría el recuperar nuestro estado  europeo de Nabarra.

El bienestar que hemos conocido, va a hundirse con el Titanic económico español y lo podemos ver ya en miles de familias que viven en Nabarra y están conociendo los desahucios y los comedores sociales. Todos podemos pasar del día a la mañana a esta situación y comprobaremos como no tenemos protección. Obligación que un estado que se denomine  en verdad democrático, debería de cumplir.

Esta es la apuesta que este programa Hordago Nabarra te presenta, Nabarra el estado de los pueblos vascos unidos. Una economía y un  estado gobernado por el pueblo.