martes, 24 de abril de 2012

Estado de derecho a obedecer




Las tretas que ha utilizado el ocupante para someter a este pueblo, siguen manifestándose cada vez más cristalinas, cuando seguimos escuchando por parte de los autóctonos colaboradores con la ocupación, como se criminaliza la historia de este pueblo  a su conveniencia.

Esta vez les ha tocado a nuestros compañeros de Nafarroa Bizirik, que por boca de los colaboradores de UPN, han unido la historia y conquista de Nabarra con ETA en un alarde de malabarismo verbal, que resulta a estas alturas del partido, realmente patético. No por ello, el ataque deja muy a las claras, que esta táctica de criminalizar la resistencia de este pueblo ante el ataque colonizador español y francés es tan vieja, como las propias conquistas.

Se lo podrían preguntar a los navarros alaveses que después del asedio de Gasteiz, perdieron la nacionalidad Navarra y fruto de la colonización, fueron criminalizados solo por pronunciar y manifestar el sentir de ser navarro.

Siglo XXI y las cosas siguen como siempre, los colonizadores a colonizar y los colonizados a sobrevivir ante la amenaza constante y la falta de libertades.
La colorante palabra que tanto les gusta pronunciar a los autóctonos colaboradores con la ocupación de “en ausencia de todo tipo de violencia”, resume muy a las claras otra nueva victoria del colonizador.
Que estas palabras salgan de las gargantas de algunos políticos autóctonos, pone de manifiesto que el enemigo con su estrategia, ha conseguido tapar su violencia y que no se reconozca.

La ausencia de violencia nunca podrá desaparecer de este país, hasta que todas las fuerzas de ocupación españolas y francesas abandonen nuestros territorios.
Hasta ese momento el pueblo de Navarra, continuará en constante amenaza, coaccionado, temeroso de que las detenciones se sigan produciendo, con la excusa de ETA o del OTO

Los navarros, no tenemos derecho a nada, ni elecciones libres, ni partidos libres, ni instituciones propias. Todo el montaje pseudo- democrático en los que desarrollamos nuestras opiniones, es el césped que ellos los ocupantes  nos han colocado  para eso, para que juguemos a conseguir autogobierno y más competencias, mientras a final España se lleva como siempre, los beneficios que nuestro  esfuerzo y trabajo producen.

La lógica del ocupante, los pensamientos del ocupante, en la lengua del ocupante, en territorio ocupado, con instituciones, gobiernos y provincias diseñadas por el ocupante, con representares autóctonos que trabajan para el ocupante y todo vendido, por los medios de comunicación que dirige y controla el ocupante.

¿Quien puede a esto llamarle, estado de derecho? ¿Derecho de quien?
Evidentemente, derechos los tiene el que  se siente español y vive en Navarra y que son muy bien respetados, puesto que tiene su gobierno,  sus fuerzas Armadas  bien pertrechadas,  su jefe de estado,  su pasaporte español,  su Monarquía parlamentaria y además para más distraer, tiene  hasta su selección de fútbol.
Estás personas si tiene  derechos humanos. A los españoles que viven en Navarra, su estado si  se encarga muy mucho de garantizar sus derechos, todo lo contrario de lo que nos ocurre a nosotros los nabarros, que solo tenemos derecho a obedecer.