miércoles, 24 de octubre de 2012

Hordago Nabarra 80



Los fuegos artificiales, las jornadas históricas y las fases ilusionarte que ha vivido este pueblo, tuvo otro ejemplo en la noche del pasado domingo día 21. Un político llego ha decir que “si el poder supiera que unas elecciones iban a cambiar algo sin dudarlo, las suprimiría.
Nosotros alegamos, que nos gustaría saber que reacción tendría este pueblo si fuese el mismo Rey  español quien saldría en TV convocando las elecciones autonómicas. Que pensarían los vascos, si en cada urna habría una pegatina con la bandera española. Que votarían si el candidato en vez  lehendakari se llamase Responsable del Reino y como reaccionaría nuestro pueblo si la institución se llamase Gobierno Vasco de España.

Estos conceptos en los que aparece claramente quien es el que manda, el que convoca y el que organiza las elecciones son ocultados a la hora de presentar las elecciones al Parlamento español de Vitoria y para que, para disimular la ocupación, para esconder el control sobre  el territorio y los habitantes del pueblo navarro.
Para más INRI, siempre colocan personal armado junto a las urnas con el pretexto de guardar el orden y garantizar que puedas votar libremente, ya con una porra y una pistola votar libremente.
Pero por tristeza, muchos de nuestros vecinos así lo sienten, son los resultados de la colonización y estas elecciones  son utilizadas  por el poder español, como actividad lúdico-festiva  para tenernos entretenidos mientras todos los años se siguen trasladando a nuestras espaldas ingentes cantidades de miles de euros hacia la corte. Dinero este que al robárnolo a nosotros les evita a ellos tener que producirlo, es el concepto técnico del manual de la colonización.
Pero aún así, muchos ciudadanos  y vecinos de nuestro país, el domingo pasado, llenaron sus vidas de esperanzas y deseos que como tantas veces ha ocurrido, a nuestro modesto entender volverán a ser eso, ilusiones.

El partido presuntamente ganador de estas elecciones vasco-españolas, no va a mover ficha y prometerá hacer muy bien su trabajo de gestor de la administración española de Euskadi, eso si ante el Árbol del Gérnika con K, cuando debería acudir al palacio de la Zarzuela a besar la mano y prometer ante el Rey español, pero esto no lo veremos porque queda muy feo. Es más fácil colarle a los vascos el engaño del autogobierno, bajo el árbol de todos los vascos o mejor dicho de los vizcaínos.

Este es el panorama, vamos a tener más de lo mismo si este pueblo no se moviliza y de una vez por todas inicia el proceso de descolonización.
No hay elecciones libre ni las habrá hasta que recuperemos nuestro estado y no habrá solución a la crisis española, hasta que  no nos marchemos de España y seamos nosotros los que dirijamos nuestra economía. El primer problema social de este pueblo es recuperar su independencia para poder solucionar el problema económico y social que sufre por su pertenencia a España.
Esto es Hordago Nabarra aquí se viene ha hablar de independencia.

ENTZUN




No pretendemos dar lecciones a nadie sobre lo que esta bien o esta mal, pero si pretendemos ser una voz critica con las decisiones que se toman en este país,  para ir construyendo un poder que pueda suplantar al que nos tiene ocupados.
Esta es la única manera de conseguir la independencia, crear un poder que llegue a obligar al enemigo a tener que realizar lo que no desea. Esto es la definición de la política un poder que vence al otro.

Pasada la resaca electoral se confirma lo que desde estas ondas Soberanistas anunciamos antes de que miles de navarros pasaran por taquilla, los vencedores pese a perder escaños han sido los partidos españoles y la comparsa pasará a estar dirigida por los llamados nacionalistas vasco-españoles, que día si y día también, no dejan de sorprendernos con la multitud de conceptos nuevos que están inventando para no  tener que decir ni dependencia ni independencia.

Nuevo marco de relaciones con el estado, un nuevo status político, bilateralidad compartida, soberanía compartida, conceptos estos imposibles y que no tienen comparación, pues no existe en el mundo ningún país que dirija su convivencia bajo estos parámetros.
En política o eres soberano o estas subordinado o estas preso o estas libre, o eres independiente o eres dependiente.

No existe termino medio salvo en la imaginación y el discurso del Partido nacionalista vasco  que demuestra muy a las claras, que las rentas económicas  de Petronor, Iberdrola ,BBVA etc, mandan realmente en las políticas de este partido, superpuestas a la voluntad a veces incauta de sus votantes que creen que mediante esta manera de hacer política conseguiremos la libertad.

Esta teoría política que es la que ha ganado las elecciones autonómicas españolas de Euskadi, es la receta que vamos  a seguir probando durante estos próximos cuatro años y mientras, las consecuencia de nuestra colonización se verán agudizadas en los barrios humildes de la Navarra obrera mientras en los palacetes de Neguri, Oyartzun  y la Concha, los llamados liberadores del pueblo vasco, seguirán engordando sus barrigas y sus bolsillos.

No hay cambio posible ni con estos nacionalistas ni con los nuevos políticos metidos en política, que caen como los primeros en la demagogia a la hora de plantear la independencia para este pueblo, con un discurso carente de estrategia y sin una ideología propia que pueda crearla salvo el añorar alcanzar el escaño 24 o 22.

Ya tenemos de nuevo a 75 diputados llamados vascos trabajando desde el pasado lunes para construir y gestionar España en vez de luchar para destruir las instituciones  españolas y sus leyes.

La colaboración con España continúa en este país y se hace hablando euskera y encima vendiendo la falsa idea de la revolución socialista . Bonita manera de tomar por tonto a este pueblo.
Esto ha sido Hordago Nabarra la voz de los que no tragan ni con Euskadi ni con Francia ni  España. Gora Nabarra el estado de los vascos