lunes, 10 de diciembre de 2012

El Estado de Navarra la oportudidad para cambiar el mundo.



El movimiento por la recuperación del estado de Navarra brinda a este pueblo mareado y manipulado, la oportunidad de rehacer su historia y conseguir plasmar en ese  viejo pero moderno estado, la diferente manera de entender la vida que la nueva era en la que estamos entrando  obliga al ser humano.

La irracionalidad del sistema económico y político español que dirige las vidas de los navarros, está acentuando cada día más, la necesidad imperiosa de conseguir desatarnos de las cadenas y recuperar la soberanía de nuestro pueblo.

Recuperar Navarra es recuperar nuestra manera de dirigir la economía y la política y aplicarla con el objetivo de humanizar los sistemas de producción y desarrollar los valores del igualitarismo, acabando con el sistema de clases sociales piramidal.

La voluntad de pueblo plasmada en sus leyes, en su constitución. Políticos elegidos para cumplir las demandas explicitas que el pueblo dicte. Las leyes legisladas por el pueblo y cumplidas por jueces y policías. Los derechos  demandados por el pueblo y aplicados por los funcionarios del estado Navarro.

Viejas leyes modernizadas que no se encuadran en ninguno de los regimenes políticos conocidos en la vieja Europa. El derecho Pirenaico Navarro como eje del cambio con mayúsculas. Una nueva sociedad, un nuevo pensamiento, un nuevo reparto de la riqueza, una nueva manera de utilizar los recursos naturales, una nueva sonrisa para el país más viejo de Europa

Elecciones democráticas donde las personas con vocación de trabajar por la sociedad sean nuestros dirigentes. Donde se premie el trabajo, la cooperación, la honestidad, la imaginación. Una sociedad que recupere su propio estado para que le defienda y proteja, no para que le estafe, oprima y esclavice. Un estado al servicio de los ciudadanos y los ciudadanos colaborando para mantener su estado y el bien colectivo.

Un estado europeo, con sueldos europeos, con impuestos europeos pero con servicios sociales europeos. Un estado donde la propiedad privada y la propiedad colectiva se apoyan  y agrupan para buscar el bien social. Un estado donde la ética sea ley y el beneficio y eniquecimiento  personal  ilícito sea delito.

Un país sin políticos que dirijan nada, que ni existan, no queremos seguir manteniendo más castas de trepadores. Navarra necesita gestores y trabajadores y esos serán los encargados de cumplir las leyes que el pueblo redactará en su constitución de Navarra.

Navarra nuestro viejo estado para  entrar  en una nueva era, Navarra la herramienta que nos posibilitará seguir sobreviviendo como pueblo y cultura. Navarra nuestra oportunidad de cambiar el mundo.