miércoles, 16 de enero de 2013

Conquistados pero no vencidos.



Poco a poco vamos detectando en las frases que se agolpan en foros y Webs, que ha comenzado una campaña de desagrado por el mensaje politico navarro entre algunos de nuestros vecinos y compatriotas.
Una vez finalizado el vendaval de reivindicación histórica que supuso el pasado año 2012, hemos entrado en el 2013 y tal y como preveíamos, la política ha tomado el relevo a la historia y ha llegado el momento de demostrar, que Navarra como estado es mucho más que libros amontonados y polvorientos, es un arma política de incalculable valor.

Este país lleva durante siglos utilizando los cañones, las bayonetas, las cortes españolas, los gudaris, los coches bombas, korrikas etc. etc, para intentar conseguir espacios de libertad y el resultado  tras años de participación en las instituciones, son unas elecciones y el consiguiente  acatamiento y  cumplimiento de las leyes españolas.

El arma que la historia nos ha puesto en las manos, el Estado de Navarra, internacionaliza de facto el conflicto y lo coloca automáticamente en un problema estrictamente colonial y con resolución, si el pueblo navarro así lo desea, en forma de carta de descolonización. Así de sencillo.
Con ONU o sin ONU, Navarra es el argumento y recuperar ese estado se convierte en estrategia inversa que hay que realizar, empezando por nuestro gobierno provisional y bajando hasta la actualidad.

Es decir el camino de este pueblo debe comenzar por distribuir de nuevo el territorio,  elegir una Asamblea Nacional de transición,crear un nuevo censo, convocar unas elecciones, elegir un gobierno provisional y declarar la independencia de Navarra y luego llamaremos a nuestro estado como decidamos y seremos una democracia partidista o un estado socialista o lo que nos apetezca ser.

Nosotros hablamos de conceptos estatalistas y manejamos la mentalidad de recuperar paso a paso nuestro estado y por principios heredados de nuestros antepasados libres, debemos luchar día a día por participar y colaborar lo mínimo posible con el estado colonizador.

Navarra es una colonia de España y Francia titulaba Jon Oria Oses y tristemente la mayoría de nuestros representante políticos no se han dado todavía cuenta o quizás no se quieran enterar.

Nosotros a lo nuestro a seguir construyendo nuestra realidad en libertad como de momento son estas ondas que llegan a ti. Estas escuchando un país que existe piensa y lucha por recuperar lo que fue,  un estado libre que duró 1000 años, el estado baskon de Nabarra






Van pasando los días. Meses y semanas y afortunadamente las viejas ideas que hemos recibido de la historia de nuestro pueblo, van desarrollándose con cada vez más fuerza argumental.
Hemos recuperado nuestra razón histórica como pueblo que fue indiscutiblemente conquistado por medio de las armas. Razón está que invalida de facto todas las leyes que durante estos 900 años han ido aplicando los poderes y gobiernos españoles desde la primera conquista de Ata puerca de 1045.

Si todo el pueblo navarro tomara conciencia de la fuerza de este arma política llamada Navarra y la capacidad de aglutinar a todos los sectores de la sociedad y la territorialidad de Navarra, podríamos vislumbra nuestra libertad, mucho antes de lo que podríamos pensar.

Recuperar Navarra va a costar su tiempo, pero mucho menos del que pensamos, a otros les lleva costando construir su estado llamado Euskadi mas de 200 años y después de guerras y elecciones lo  único conseguido hasta ahora es solo parlamentarismo, pero dentro de las cortes y parlamentos españoles.

No han sido capaces de construir ni una sola institución propia en estos 200 años a excepción del accidental gobierno de Euskadi del Lehendakari Aguirre, lo demás han sido luchas sin resultados y desgaste de generaciones de jóvenes que dando su vida creían colaborar en conseguir la libertad.

Los esfuerzos fueron gloriosos  y la historia así lo reconocerá, pero la estrategias a las que siglo tras siglo nos han llevado los dirigentes de nuestro pueblo, muestra muy a las claras que no ha habido ni hay ningún tipo de voluntad, de llevar a este pueblo hacia la independencia.

Por eso como siempre ha ocurrido en la historia, será el pueblo navarro el que tome sus armas ideológicas  y se lance a recuperar lo que le robaron,  su tierra ,su libertad y pasará por encima de los culos apoltronados ante la comodidad de creerse gobernantes y fingir que trabaja para el ocupado cuando en realidad lo hacen para el ocupante.


Esto es la voz de la resistencia de la Navarra que nunca fue dominada.
Conquistados pero no vencidos, Esto ha sido Hordago Nabarra Agur.