miércoles, 3 de abril de 2013

Hordago Nabarra 98, Editorial

Desde este programa venimos insistiendo muy a nuestro pesar, que este pueblo actualmente solo se manifiesta vivo cuando aparecen actos culturales reivindicativos. Si miramos desde un prisma critico y con ambición constructiva hemos de reconocer que el ámbito cultura es el único espacio en el cual nos movemos triunfantes y como siempre con un aparente éxito para llenar nuestra autoestima y nuestra cuota de lucha, pero repetidamente consiguiendo, que al enemigo no le asustemos en absoluto.

Para entender lo que decimos basta ver lo nervioso que se han puesto los gobiernos español y francés y sus ministros de cultura, después de la finalización de la Korrika. Miles de euskaltzales corriendo y corriendo, todo muy bonito, todo muy sentimental bai ttipi ttapa pero el Euskera sigue en peligro de extinción y la ley de educación española entrará en breve en vigor, pasando por encima de todas las Korrikas por muy sentimentales y bonitas que sean.

La victoria del ocupante llega cuando consiguen que nos enzarcemos en tan magistral campaña y no terminemos en Bayona dándonos cuenta, de que estos actos culturales, no sirven para mantener una lengua. Una lengua se mantiene y se desarrolla solo si tiene un estado detrás que la defienda. Los españoles tienen un estado detrás y por ello consiguen que cada día su lengua este mas consolidada entre nosotros.
Al igual que en las pancartas rezaba la palabra Korrika, lo mismo nos hubiera costado colocar la palabra independentzia y entonces si hubiéramos visto a los ministros del interior de España y Francia poniéndose nerviosos.

Lo mismo ha ocurrido este domingo de resurrección católica, miles de euskaltzales ha acudido a celebrar el llamado , día de la patria vasca y como siempre, al terminar los actos, todos a sus casa, contentos por haber desahogado sus fustracciones y viendo como de nuevo los políticos que hablaron de independencia, vuelven a sus respectivos puestos políticos para seguir gobernando la dependencia de este pueblo con el poder español y francés.

En definitiva miles de actos reivindicativos que no consiguen nada más que distraernos y alejarnos cada día más del objetivo que es..... conseguir un estado vasco independiente.


Este país esta totalmente desnortado y hasta que no nos demos cuenta de las consecuencias que trae consigo la ocupación, jamas podremos liberarnos. Esto es un programa de la Nabarra ocupada esto es hordago Nabarra.