lunes, 13 de mayo de 2013

Los españoles lo tienen claro.

La ideología soberanista navarra poco a poco va extendiéndose entre nuestro pueblo. La victoria histórica que supuso la celebración del 500 aniversario de la conquista de la Navarra central contra los partidarios de las tesis colonia listas, ha sido abrumadora y ya nadie se atreve a seguir manteniendo las tesis de libres anexiones o voluntarias entregas. Navarra fue conquistada militarmente y se acabo la discusión.

Una vez solventado y conseguido la victoria del argumento legitimista de nuestro antiguo estado, la historia que siempre fue política está dando paso a la política con mayúscula a la política de estado. A la política Navarra

Los socialistas y populares españoles esto siempre lo han tenido muy claro, mucho más claro que nosotros. Saben perfectamente que la lengua castellana es un arma política y así lo han demostrado a lo largo de los siglos, arrinconando hasta casi el exterminio de todas las lenguas que les estorbaban.
En cambio aquí, y claramente por culpa de la colonización, miles de euskaldunes piensan que el euskera no entra dentro de la política y que solo es un concepto cultural. Una lengua que hay que intentar que sea reconocida, que sirva para encandilar a los no hablantes y seducirles para que la amen y respeten. Bonito bonito, como escrito desde un seminario.

Los españoles en cambio para nada buscan seducirnos para hablar el castellano, aplican sus leyes las ejecutan y punto pelota. Y si tienen que cambiar a su interes, pues lo hacen, es su imaginario imperialista, solo el castellano es digno de ser hablado y así lo llevan demostrando durante siglos y siglos.

Esta es una gran diferencia entre ellos y nosotros, pese a parecer que somos más listos, por industria, educación, sanidad, ellos con todas sus debilidades, tienen mucho más claro que nosotros quienes son los que mandan y quienes son los que tienen que obedecer.

Mientras muchos vasquitos se ríen de nosotros cuando hablamos de Navarra tachándonos de monárquicos e historicistas, los españoles saben perfectamente que la clave para su unidad de la patria, está en Navarra y lo defienden a capa y espada puesto que es una cuestión de estado.
Navarra unida de nuevo ( euskera, Rioja, Navarra, Alto Aragon, Gaskunia ) pondría patas arriba los imperios español y francés y la naturaleza de las cosas triunfarían ante la barbarie y la opresión.

Esta es la voz de los que nunca se resistieron, de los navarros que durante miles de años fueron independientes, esta es la voz de la libertad esto es Hordago Nabarra.