jueves, 6 de febrero de 2014

Vayamonos cuanto antes.

Muchos son los vecinos que diariamente nos demuestran que no ven por ninguna parte la colonización. Nosotros intentamos demostrar lo contrario y nos estrujamos el cerebro para ofrecer el ejemplo más claro, que demuestre las consecuencias nefasta que tiene para la calidad de vida de los navarros, nuestra pertenencia a España.

Esta crisis, trágica para muchas familias, destapa para el que lo quiera ver, esas consecuencias traducidas en la merma del poder adquisitivo y el descenso en la calidad de los servicios sociales. Esos recortes ordenados por el Rey español, salen de nuestros bolsillos para mantener el estado de la corrupción instalado desde sus orígenes en la Corte española.

Ser navarro y pertenecer a España, es una manera aparentemente placida, de entregar al enemigo nuestra posibilidad de ser un pueblo prospero. Es renunciar al nivel de vida que disfrutan otros países en pos de la mediocridad.
Si como dicen los que nos convencen día a día de ser españoles, con el auto gobierno Euskadi ha alcanzado grandes cuotas de prosperidad, ¿ que no sería capaz este pueblo en caso de poder gestionar su propio estado?

La mejor manera de salir de la crisis española es precisamente, salirse del Estado que la ha creado y decir basta ya, “ con mis impuesto y mi trabajo, no se va ha enriquecer ni Santa Teresa de Jesús ni la Virgen del Rocio, ni los políticos y curas que las parieron..

Esta es la voz clara de la resistencia navarra, vayámonos cuanto antes y pensemos que de esta crisis española no vamos a salir hasta que decidamos ser libres y ha de ser el pueblo desde el pueblo, el actor principar de la liberación. El pueblo navarro como único sujeto político con capacidad para reinstaurar su Estado de Navarra.