miércoles, 29 de octubre de 2014

Hordago Nabarra 144



En el programa de hoy hemos vuelto a charlar con uno de nuestros más fieles colaboradores, el arqueólogo IÑAKI SAGREDO, quien nos ha explicado su apretada agenda de actividades de los últimos meses, que incluye un interesante desplazamiento a tierras gallegas para investigar un asentamiento vikingo medieval.
Asimismo, nos ha hecho partícipes de las dificultades a que debe hacer frente en su labor de recuperación de nuestra memoria, de manera especialmente acusada en Araba. No obstante, como nos ha puesto de manifiesto y compartimos, no cejamos en nuestro labor de dar a conocer esa realidad ocultada de la cual somos descendientes: Nabarra, el Estado de Euskal Herria.
A continuación, KOLDO MARTINEZ GARATE nos ha propuesto interesantes elementos para la reflexión sobre diversos conceptos de uso habitual en el debate político y su viabilidad estratégica.
Para terminar, como de costumbre, hemos reflexionado en nuestras “Tertulias Nabarras” sobre diversas afirmaciones políticas de las que últimamente hemos leído en los medios….a nuestra manera.
Y a nuestra manera, animandoos a que también vosotras y vosotros penséis a vuestra manera, nos vamos. Pero volveremos: dentro de 7 días, no olvidéis vuestra cita con HORDAGO NABARRA, os esperamos.

EDITORIAL


No resulta hoy en día nada difícil recurrir a la historia para comprobar con fechas y datos, que toda la formación del estado ,llamado hoy España, ha sido sido fruto de las conquistas de otras naciones, para formar la tan cacareada: “una grande y libre”.

Este dogma fascista por excelencia, esta totalmente interiorizado en los pensamientos de todos los españoles sean de derechas o de izquierda. El caso catalán abre la pregunta diaria y las respuestas de todos aquellos que lo pueden manifestar, son siempre las mismas, todos somos españoles.

Cerrada está la discusión por la gran mayoría del pueblo español y también por sus gobernantes que dejan diariamente a las claras, que el mensaje de la unidad de España, defendida por reyes, republicanos, monárquicos o fascistas, no admite discusión ni decisión.

Los tres años de pelea institucional que llevan empleados los catalanes, en intentar encajar el derecho del pueblo catalán a la libertad dentro de las leyes españolas, demuestran que no existe ningún derecho a decidir dentro del ordenamiento jurídico diseñado por los españoles. Precisamente para eso se diseño.

Los intentos de leyes, reformas, artículos y diálogos, han sido siempre inútiles, como demuestran los acontecimientos que se van desarrollando en Cataluña. Los españoles no van a dejar al pueblo catalán decidir, por que para decidir por los pueblos conquistados, ya están ellos. Esa es la razón que les abala a la hora de seguir dominando y continuando, con la colonización emprendida hace ya muchos siglos.

Por lo tanto se demuestra, como ya lo vienen comentando los ideólogos de nuestra nación Navarra, que la liberación de un pueblo jamás se consigue intentando convencer al contrario y mucho menos si el opositor representa el imperialismo y la colonización. Pensar que España, creada en su historia con la violencia, el saqueo y la dominación, va a cambiar su alma, aunque ahora se vista de régimen democrático, es engañar, no sabemos si queriendo o sin querer.

Esta es la salida que nos están ofreciendo los partidos y sindicatos llamados independentistas, intentar convencer a los españoles para que nos dejen ejercitar el derecho a decidir. Pero lo peor es que detrás de este concepto, no hay ningún argumento ideológico estratégico, nadie sabe explicar que es lo que quiere decir este derecho y que es lo que se decide, si te dejan.

A los navarros, pueblo sin derechos, ocupado, saqueado, aculturizado, no nos queda en estos momentos nada más que el orgullo y el ansia de recuperar la libertad. Nuestras instituciones, nuestra cultura, nuestra territorialidad, nuestro estar en la historia, ha sido barrido arrinconado y olvidado por la historia , pero tenemos Navarra como estado que fue y que se puede activar y automáticamente recibimos en nuestros pensamientos, consignas libertarias que no nos permiten ceder ante los razonamientos mentales y políticos actuales, desarrollados en un estado de ocupación y de excepción.

Nadie votará en ninguno referéndum si existe España o Francia, al igual, nosotros los estatalistas navarros, jamas pondremos nuestra existencia como estado en ningún referéndum, por que la libertad no se vota.

Navarra no se vota. Esto es hordago nabarra, comenzamos.

No hay comentarios: