jueves, 5 de marzo de 2015

Hordago Nabarra 156


Tras las complicaciones técnicas que nos impidieron grabar el pasado Hordago Nabarra 155, volvemos esta semana a la normalidad.
Y empezamos entrevistando a ANGEL REKALDE, de NABARRALDE, quien nos ha puesto al día de su oferta de próximos cursos on-line. Con ellos podréis, sin moveros de vuestra casa, recuperar el conocimiento riguroso de elementos sustanciales de nuestra identidad política.
Es el caso de LOS FUEROS, un elemento presente en nuestra cotidianidad política, pero del cual se hace una interpretación ciertamente distorsionada. Y es que poco tienen que ver los Fueros actuales, progresivamente desprovistos de su fuerza política original y fagocitados por los sistemas políticos imperialistas, con los Fueros originales, fruto de una profunda y contrastada cultura socio-política, columna vertebral de todas nuestras estructuras políticas: en definitiva, nuestra verdadera “Constitución”.
Asimismo, nos ha anunciado un próximo curso que suena muy interesante: el Genocidio Cultural del Pueblo Vasco. Más información en la web de NABARRALDE.
http://halabedi.eus/2015/02/25/hordago-nabarra-156-2/Jarraian, JOSE Mª UNZUETA gure kolaboratzaileak “Asteko Kronika” egin du guretzat, “Euskal Herria Nafarroa da” izenburupean. Hemen duzue testu osoa:
http://www.libertate.eu/euskal-herria-es-navarra/
Amaitzeko, beti bezala, gure NAFAR SOLASALDIAri ekin diogu, azkeneko egunetan euskal egunkarietan eta telebistetan itzal nabarmena utzi duen “ESTADO DE LA NACIÓN” solasaldiari buruz hitz eginez.
Zein “nazioa”?… Española, noski. Hori bai, euskaldunak han, txintxo-txintxo… Zertarako? Auskalo….
Hemen egongo gara zazpi egun barru, beste ikuspuntu bat zureganatzeko. Eta harrezkero, zeure iritzia zeuk osatu, hori da garrantzitsuena. Hitz-ordua hemen, HALA BEDI irrati librean, asteazkenero arratsaldeko zazpietatik aurrera.
Ezberdin pentsatu nahi baduzu,  HORDAGO NABARRAn duzu lagun bat. Zure zain gaude!!

Editorial
La situación actual de dependencia en la cual vivimos, nunca es fruto de la casualidad, ni del desarrollo natural de las sociedades. Todo esta condicionado por la existencia de una cultura que se impone a la otra y unas leyes e instituciones que se imponen sobre la cultura dominada. Esto se llama colonización.

La consecución de la colonización de un pueblo, es una estrategia tan antigua como las guerras y casi siempre repite las mismas pautas para conseguir, el objetivo de aniquilar el pensamiento colectivo del pueblo conquistado.

Se invade militarmente, posteriormente se comienza a borrar la historia del conquistado y a implantar la historia del conquistador. Para que eso no resulte traumático y haya que seguir utilizando los medios violentos, se pasa a la estrategia del poli bueno, es decir conceder presuntos derechos al ocupado para que acepte con más comodidad la ocupación.

Imprescindible en la segunda parte del arte de la colonización, es conseguir colaboración entre los autóctonos, concediéndoles privilegios y prebendas, para que controlen a su pueblo y vaya aceptando la perdida de su libertad.

Así más tarde o más temprano, la colonización habrá tenido éxito y de la existencia del pueblo ocupado y de su anterior soberanía, solo quedaran algunas salas de museo y el recuerdo en la mente de los más irreductibles, que al final con la llegada de su muerte, también habrá llegado la de su pueblo.

Miles de ejemplos tenemos en la historia de muchos pueblos que en estos últimos siglos, han ido desapareciendo bajo el imperio de unos o de otros.

La colonización de nuestro pueblo, comenzó hace 8 siglos. Por milagros de la naturaleza, ha día de hoy todavía no esta totalmente asimilado, como ha ocurrido en Alandalus o en Valencia, pero camino vamos de ello y lo demuestra los miles de vascos con raices centenarias, que se han pasado al bando de los conquistadores.

Cada vez más y esto nos pasa si darnos cuenta, fruto de la campaña permanente de colonización que sufre este pueblo, nosotros estamos más cerca de parecernos a los Valencianos y Andaluces, cuando banalizamos al practicar la política y nos normalizamos hispanicamente, al soportar las banderas españolas en los ayuntamientos o deseamos tener las finales de las copas del Rey en tierra navarra

El trabajo de los colaboradores autóctonos, que realizan la labor de inmovilizar las ansias independentistas del pueblo vasco, está rayando la perfección y jamás antes en la historia nunca se había conocido un grado tan mayúsculo de colaboración.

El pacto concepto tan utilizado por los partidos nacionalistas, está llegando a traspasar la muga hacia la dignidad y llevando a este pueblo hacia una amnesia peligrosa que le puede llevar a la desaparición. Es por eso que Navarra se levanta en armas para reclamar lo que le robaron, con la palabra y la voz, esto es Hordago Navarra, comenzamos.

No hay comentarios: